RSS
25
Feb
2011

España ante el TJUE por no dar medicamentos gratis a los pensionistas europeos

La noticia ha saltado recientemente, el 16 de febrero: España debería dispensar medicamentos gratuitos a todos los pensionistas europeos que lo soliciten debidamente, en cumplimiento de nuestras obligaciones de trato igual con los pensionistas españoles. El problema es que si ya tenemos una fuerte entrada de “turismo social” con motivo de nuestro generoso sistema sanitario, la posibilidad de que los cientos de miles de pensionistas europeos avecindados en nuestras costas puedan disfrutar de medicación gratuita puede hacer saltar el equilibrio del sistema. Quizá sea llegado el momento de modificar nuestras normas sobre gratuidad para tantos colectivos como nuestra legislación exonera,  y mirar a lo que hacen en otros países. O quizá sea el momento de batallar ante las instancias comunitarias para establecer alguna matización en países que, como España, Italia o Grecia, acogen a multitud de pensionistas de otros países.

La noticia se ha tomado de las páginas oficiales de la Comisión Europea, en Europa Presss Releases Rapid.

Si desea ver directamente la noticia, pulse aquí.

Coordinación de la seguridad social: La Comisión lleva a España ante el Tribunal de Justicia por discriminar a los pensionistas de la UE

La Comisión ha decidido denunciar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por negar a los pensionistas de la UE que residen temporalmente en España el acceso a medicamentos gratuitos. Tras recibir la respuesta de España a su dictamen motivado (IP/09/295), la Comisión señala que las normas españolas no se ajustan a la legislación de la UE, ya que discriminan a los pensionistas de otros Estados miembros.

En virtud de la legislación sobre seguridad social de la UE (Reglamento (CE) nº 883/2004), los titulares de pensiones que residen temporalmente en otro Estado miembro pueden utilizar su Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) para recibir la asistencia sanitaria que necesiten en las mismas condiciones que los pensionistas cubiertos por el régimen del seguro de enfermedad del Estado miembro visitado. Según la legislación española, los pensionistas tienen derecho a la gratuidad de los medicamentos; por esta razón, los pensionistas de otros Estados miembros de la UE deberían también tener acceso a medicamentos gratuitos cuando residan temporalmente en España.

Sin embargo, las autoridades españolas niegan los medicamentos gratis a los titulares de pensiones de la UE porque la Tarjeta Sanitaria Europea no indica que son pensionistas. España exige a estas personas que presenten un certificado suplementario expedido por sus servicios nacionales de seguridad social que acredite en español que el interesado percibe una pensión estatal.

En opinión de la Comisión, la negativa de las autoridades españolas es contraria a las disposiciones mencionadas y discrimina a los pensionistas de la UE que residen temporalmente en España. Además, la exigencia de presentar ese certificado suplementario contradice la finalidad de la Tarjeta Sanitaria Europea, que es simplificar los procedimientos y reducir las formalidades para las personas aseguradas que necesitan atención sanitaria durante una estancia temporal en otro Estado miembro.

Antecedentes

La Tarjeta Sanitaria Europea se ha introducido gradualmente en treinta y un países europeos (EEE y Suiza) desde el 1 de junio de 2004. Toda persona asegurada en la UE tiene derecho a recibirla gratuitamente de su institución del seguro de enfermedad. La TSE constituye la prueba del derecho a la asistencia sanitaria necesaria durante una estancia temporal en otro país, y garantiza que su titular tendrá el mismo acceso a la asistencia sanitaria pública (médico, farmacia, hospital o centro de salud) que los ciudadanos del país que visite. Durante una estancia temporal en alguno de los países referidos, ya sea por turismo, trabajo o estudios, la Tarjeta permite simplificar los procedimientos y reducir las formalidades necesarias para recibir atención médica.

Si bien cada Estado miembro es responsable de la distribución de la Tarjeta Sanitaria Europea y de su expedición en la lengua nacional, la TSE tiene un diseño común. De este modo es reconocible para el personal sanitario, sin importar la lengua hablada. Más de 186 millones de ciudadanos de la UE poseen actualmente una TSE.

Más información sobre la Tarjeta Sanitaria Europea: www.ehic.europa.eu

Información adicional

Más información sobre los procedimientos de infracción:

http://ec.europa.eu/eu_law/infringements/infringements_es.htm

  • No existen entradas relacionadas