RSS
26
Feb
2013

El “copago” en la Seguridad Social

PETO VENIAM
Y LLEGÓ EL COPAGO A LA SEGURIDAD SOCIAL
(A propósito del servicio de información telefónica de la Seguridad Social)

“Se acabó el número 900 (gratuito) para pedir información telefónica a la Seguridad Social. Desde el miércoles, el nuevo número del Instituto Nacional de la Seguridad Social es 901 16 65 65, que al comenzar por 901, es de pago compartido entre el que llama y el que recibe la llamada, si bien en ningún caso el usuario paga más de 0,04 euros por minuto” (www.elconfidencial.com). La Seguridad Social nos anuncia en su página web (www.seg-social.es) que pone a nuestra disposición sus líneas telefónicas, a través de las cuales podremos recibir información y realizar diferentes trámites sin necesidad de desplazamiento y con el compromiso de “no dejarle si respuesta, facilitar la información y datos solicitados en plazos mínimos y confidencialidad”. Y al final de su comunicado nos dice que “El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha cambiado su número de atención telefónica. Desde este momento, el 901 16 65 65 –de coste compartido- centralizará la atención directa y personalizada de lunes a viernes (no festivos) en horario ininterrumpido de 9:00 a 20:00 horas.
Dicho servicio de información telefónica proporcionará:
-Información general y orientación sobre requisitos, solicitudes, documentación, procedimiento y trámites necesarios para acceder a las prestaciones del sistema de la seguridad social;
-Información sobre prestaciones reconocidas, revalorización, complementos a mínimos, incompatibilidades y concurrencia de pensiones; estado o fase en que se encuentren solicitudes o cuestiones relacionadas con prestaciones reconocidas;
-Posibilidad de solicitar la tarjeta sanitaria europea.
-Y cualquier información de competencia del INSS.
No se dan explicaciones de este significativo cambio, pero teniendo en cuenta que el INSS registró 1.300.000 de llamadas el año pasado y que el coste es compartido (si bien limitándolo a 0,04 euros por minuto), la recaudación por el mismo puede suponer un alivio a las arcas de la Seguridad Social.
La duda que se podemos plantearnos es si tiene amparo legal que el INSS obligue al beneficiario asumir parcialmente el coste de una información sobre una prestación. A uno le viene a la memoria aquello de “No podrá ser exigida ninguna tasa fiscal, ni derecho de ninguna clase, en cuantas informaciones o certificaciones hayan de facilitar los correspondientes organismos de la Administración de la Seguridad Social, y los órganos administrativos, judiciales o de cualquier otra clase, en relación con las prestaciones y beneficios …”, art. 40.3 LGSS.
Guillermo Rodríguez Iniesta

  • No existen entradas relacionadas