RSS
26
Ene
2014

Delitos contra la Seguridad Social en el tsunami de la crisis

            LOS DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD SOCIAL: ENTRE LA CORRUPCIÓN PÚBLICA Y LA PRIVADA. ALGUNAS CLAVES FRENTE AL TSUMANI DE LA CRISIS ECONÓMICA Y LAS QUIEBRAS DEL PRINCIPIO DE IGUALDAD.

 

La tipificación penal de los delitos contra la Seguridad Social realizada tras la reforma penal de la Ley Orgánica 7/2012, de 27 diciembre en los arts. 307, 307 bis y 307 ter CP infringe el principio de igualdad de trato penal en relación con los defraudadores fiscales ex art. 305 CP, a la vista de que las cuantías a partir de las cuales se consideran cometidas las defraudaciones son diferentes, cantidad superior a 50.000 € para el delito contra la Seguridad Social y superior a 100.000 € para el delito fiscal.

 

No está justificada esta diferenciación, ya que tanto los delitos contra la Seguridad Social como los delitos contra la Hacienda Pública están situados bajo el mismo Título XIV del libro II del CP, denominado “Delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social”, refiriéndose al mismo bien jurídico protegido, que es la protección del patrimonio del Estado, a través de la Hacienda Pública y la Seguridad Social, tanto en sus funciones recaudatorias (ingreso) como dispositivas del gasto (prestaciones o subvenciones).

 

Para evitar la discriminación del trato penal en los delitos contra la Seguridad Social en los aspectos recaudatorios es obligado equiparar los delitos fiscales a la misma cuantía que aquellos, esto es, defraudación de cantidad superior a 50.000 €.

 

En relación con la discriminación del trato penal en los delitos contra la Seguridad Social en el aspecto del gasto o prestacional, también se hace necesario evitarla mediante la fijación de una cuantía mínima de defraudación de, al menos, 400 €.

 

Los fenómenos de corrupción que suponen estas conductas delictivas precisan de un tratamiento objetivo unitario en la tipificación penal para todos los corruptos, con independencia de que, a la vista de las circunstancias personales del culpable y de la gravedad de los hechos, puedan arbitrarse subtipos atenuados o agravados y de la concurrencia de las circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal previstas en el Código Penal.

 

La desigualdad de trato denunciada evidencia la desigualdad estructural del sistema capitalista ante el Derecho del Trabajo y la Seguridad Social y su protección penal, privilegiando a los más poderosos económicamente.

 

Como en la delincuencia de cuello blanco, nos recuerdan Las letrillas satíricas de Góngora (1581) cuando decía: “(…) Da bienes Fortuna/que no están escritos:/cuando pitos flautas/cuando flautas pitos/ (…)/Porque en un aldea/un pobre mancebo/hurtó sólo un huevo,/al sol bambolea/y otro se pasea/con cien mil delitos./Cuando pitos flautas,/cuando flautas pitos.»

 

                        Dr. Manuel-Jesús DOLZ LAGO. Fiscal del Tribunal Supremo

  • No existen entradas relacionadas