RSS
24
Ago
2014

Jubilaciones anticipadas y convenio especial: algún matiz sibilino

PETO VENIAM
Alta o asimilada al alta. Es igual, pero no es lo mismo
Acerca del artículo de Javier San Martín y José Luis Tortuero publicado en el diario El País, sobre el cambio de criterio del INSS en torno a las jubilaciones anticipadas de trabajadores con Convenio Especial suscrito.
No he visto el criterio y por tanto opino –como decimos en Murcia- en barbecho. Pero si no recuerdo mal –y hablo de memoria- un convenio especial no es otra cosa que un acuerdo entre el trabajador y la seguridad social por el que se mantiene la permanencia en el sistema del mismo en situaciones especiales. Todo ello a cambio del abono de las pertinentes cotizaciones. Su finalidad no es otra que facilitar, permitir, o mantener el acceso y disfrute a las prestaciones correspondientes. A tenor de la Orden que lo regula, supone el mantenimiento de la adscripción al régimen de seguridad social en el que estuviera encuadrado el interesado e implica, en cuanto a sus efectos, que habrá que estar al régimen de procedencia. El objeto en definitiva es la cotización al régimen de seguridad social de procedencia, e implica el acceso del interesado a la acción protectora del mismo en situaciones derivadas de contingencias comunes, con la excepciones en las prestaciones que todos conocemos: IT, maternidad, …., desempleo, FOGASA y formación profesional (art. 1.2 Orden TAS/2865/2003). Ahora bien, el trabajador que tiene suscrito un convenio especial, si ha cesado totalmente en su actividad, no está en alta, sino en situación asimilada a ella. Y la adscripción al régimen no es el sentido de estar en alta en el mismo –sería entonces un contrasentido-, lo es a efectos de aplicar –fundamentalmente- el régimen normativo protector. De hecho, cuando se ha cesado de forma total y definitiva en la actividad, por tanto se habrá cursado la baja, si se suscribe un convenio especial, la situación no es de alta, sino de asimilada a ella. Y estar en situación asimilada o en alta a efectos de prestaciones puede llegar a ser igual, pero no es lo mismo. De aquí –así lo he leído en la prensa y por tanto sujeto a error- si el INSS aplica ese criterio de considerar que el trabajador que ha cesado de forma total y definitiva en su actividad y que ha suscrito un convenio especial es que sigue en alta en el régimen en que ha causado baja, yerra.
La DF. Duodécima 2.a de la Ley 27/2011 (supongo que está será la apoyatura del INSS), no puede entenderse en ese sentido tan amplio como el INSS quiere. Está pensada para aquel que vuelve a la actividad, no para quien la ha perdido y simplemente quiere mantener una mínima protección y su carrera de seguro. No es atendible que quien no hubiera suscrito el convenio, pudiera llegar a obtener la jubilación anticipada y que quien lo ha hecho y por tanto se ha sacrificado y contribuido probablemente menos, sin embargo sí.
Guillermo Rodríguez Iniesta

  • No existen entradas relacionadas