RSS
20
Abr
2017

PENSIONES, MUJERES Y ¿DISCRIMINACIÓN? DE LAS MADRES DE HIJOS ÚNICOS

PENSIONES, MUJERES Y ¿DISCRIMINACIÓN? DE LAS MADRES DE HIJOS ÚNICOS

La Ministra de Empleo con ocasión de la inauguración de la Reunión “Aportes de la Seguridad Social y la Equidad de Género en Iberoamérica” ha hecho las siguientes declaraciones publicadas por su Gabinete de Comunicación:  aunque “la brecha de género en las pensiones aun se sitúa en un inaceptable 22.7%”, en el primer año de vigencia del Complemento de Maternidad “casi 180.000 mujeres han visto aumentada su pensión” y “la brecha de pensiones se ha reducido un 11,3%”.

Sin duda alguna resulta encomiable y necesario que igual que se toman medidas legislativas para luchar contra la brecha salarial de género también se adopten acciones en el ámbito de las prestaciones de Seguridad Social.

¿En qué consiste este Complemento de Maternidad que en tan sólo un año de vigencia ha tenido tan positivos resultados? Se trata de un incremento de la pensión contributiva (por jubilación, viudedad o incapacidad permanente) que se reconoce a las mujeres que hayan tenido dos o más hijos (biológicos o adoptados).

Pero lo que la Ministra calla es que este Complemento sólo se aplica a las pensiones que se reconozcan a partir del 1 de enero 2016. Por tanto, la brecha de pensiones seguirá existiendo para millones de mujeres que han accedido a la condición de pensionistas antes de esa fecha, pese a que son sus hijos los que actualmente con sus cotizaciones contribuyen a la financiación del sistema público de Seguridad Social.

Puesto que este Complemento se reconoce específicamente a las mujeres “por su aportación demográfica a la Seguridad Social” no está justificado que no tengan derecho al mismo las madres de hijos únicos. Es más, aunque el hijo único sufriera una discapacidad su madre tampoco tendría derecho a este Complemento de pensión.

La Ministra, por tanto, olvida indicar que si no se reforma la legislación vigente para millones de madres de un único hijo seguirá existiendo una brecha de pensiones insalvable.

Y ya puestos, también habría que sumar al colectivo objeto de un trato diferente sin razón aparente a los padres adoptivos, puesto que sólo a las madres adoptivas se les reconoce el Complemento de pensión.

 

Cristina Sánchez-Rodas Navarro

Catedrática de Derecho del Trabajo y Seguridad Social. Universidad de Sevilla

  • No existen entradas relacionadas